La torta de San Blas, nuestra seña de identidad

24/01/2017
¿Sabías que la tradición de elaborar la torta de San Blas se extendió en origen desde Eibar a los demás pueblos guipuzcoanos? Panaderías, comercios y hogares eibarreses ya han empezado a elaborar esta deliciosa torta. ¡Ven y pruébalo!

¿Sabías que la tradición de elaborar la torta de San Blas se extendió en origen desde Eibar a los demás pueblos guipuzcoanos? El santo protector contra los males de garganta tiene muchos fieles en Gipuzkoa, pero sobre todo en Eibar, el sitio que mejor ha sabido conservar la tradición de las tortas de San Blas, que luego se bendicen en la iglesia cada 3 de febrero.

Hoy en día muchas pastelerías y establecimientos del territorio ofrecen tortas de San Blas. Es un fenómeno relativamente reciente, ya que hace un par de décadas, tan sólo se hacía en obradores, comercios, y hogares de Eibar y alrededores, tradición que persiste y seguirá en auge.

Eibar elabora una torta de San Blas hecha de huevo, harina, azúcar, manteca o margarina, y levadura, amasado con semillas de anís (componente utilizado en medicina como expectorante para el catarro) o esencia de anís y horneando la masa. Se le da forma aplastada con borde de picos. Se cubre con un merengue hecho con clara de huevo a punto de nieve con azúcar glaseado, que imita la cobertura de nieve normal en esta época en el paisaje. La tradición obliga a que previamente sea bendecida para que cure la garganta. Se puede ver escultura en bronce ante la Iglesia Parroquial de San Andrés.

No desaproveches la oportunidad y visita Debabarrena para degustar la mejor torta de San Blas. ¡Visítanos!