La excavación del horno de Zelaitzueta, en Mutriku, abre nuevas vías para comprender la historia del hierro en Euskal Herria

13/03/2015
La intervención arqueológica en el “horno vasco” de Zelaitzueta (Olatz, Mutriku) ha sido impulsada por el Geoparque de la Costa Vasca, gracias a la financiación de la Diputación Foral de Gipuzkoa y Gobierno Vasco, y ejecutada por un equipo de investigadores de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y la UPV-EHU.

El horno de Zelaitzueta es el cuarto horno de reducción de mineral de hierro de estas características excavado en el País Vasco y ha sacado a la luz datos significativos. Según el grupo de investigadores, el de Zelaitzueta aporta pruebas sólidas que demuestran la importancia que estos hornos pudieron tener antes de la utilización de la energía hidráulica. Estos descubrimientos cubren un vacío importante y suponen una revolución en la historia de la metalurgia del País Vasco ya que demuestran la importancia de la metalurgia del hierro en el pueblo vasco durante una parte importante de la Edad Media, con sus implicaciones culturales, comerciales y económicas.

En primer lugar, el horno llama la atención por sus dimensiones. La excavación ha mostrado una nueva tipología de horno con un crisol inferior de grandes dimensiones y un canal asociado en la parte superior, lo que demuestra la complejidad de estas estructuras primitivas semejantes a los conocidos altos hornos de la revolución industrial.

Además, se han encontrado escorias ferromagnéticas en las paredes del horno y el crisol, lo que demuestra que la estructura se utilizó para la reducción de hierro. Además, estas escorias aparecían recubiertas de cal y se han encontrado también restos de madera carbonizada, por lo que se cree que el horno fue utilizado posteriormente como calero.

Asimismo, cabe destacar la aparición de un horno paralelo que se espera poder excavar en próximas campañas ayudando así a ampliar la información obtenida en el ejercicio 2014. 

 

Acondicionamiento del Horno de Zelaitzueta para su divulgación

La excavación supone un hito importante para el Geoparque de la Costa Vasca, ya que permite vincular un recurso geológico, como es el mineral de hierro, con la historia y la cultura del territorio.

Así, con el objetivo de recuperar, proteger y divulgar el patrimonio cultural y arqueológico del Geoparque, el horno se acondicionará para su visita e interpretación, teniendo en cuenta que se sitúa en el Camino de Santiago de la costa y que pasan por allí anualmente más de 10.000 peregrinos.